¿Qué es el PLSD?
Categoría: News

¿Qué es el PLSD?

El Partido Liberal Social Demócrata nace el 17 de diciembre de 2011 en Sevilla, fundado por profesionales liberales y empresarios de toda España, impulsado por la necesidad de encontrar una nueva manera de hacer política, que sea más idónea para el mundo del siglo XXI; un mundo que se ha hecho pequeño, globalizado, informatizado, tremendamente competitivo, rápidamente cambiante, y que en muchos aspectos sufre el estrés de la saturación poblacional y las tensiones derivadas de un cambio tecnológico constante, una limitación de los recursos naturales y sobretodo de los recursos energéticos, la incorporación de media humanidad (la China, la India, los países emergentes) al mundo desarrollado.

  • Tweets PLSD

    Accede directamente a un resumen semanal de todos nuestros Tweets en la Red

  • Redacción PLSD

    Articulos publicados por la redacción del PLSD. Algunos de estos articulos son también aportaciones de colaboradores o simpatizantes del PLSD

  • Documentos PLSD

    Documentos creados por el PLSD pra su difusión y debate

ES HORA DE LOS LIBERALES EN ESPAÑA

Time has come for a liberal Political Option In Spain

¿Qué significa ser ‘liberal’ en el siglo XXI?

En breves palabras, entendemos que ser liberal en el siglo XXI significa fundamentalmente creer en la Libertad, como parte esencial del alma humana,pero también en la Justicia. Y reconocer, además, que sin Justicia no hay Libertad y que sin Libertad tampoco hay Justicia.

Permitánme que les presente al Partido Liberal Social Demócrata, partido al que pertenezco y que fue fundado en diciembre del 2011 en Sevilla por jóvenes empresarios y profesionales liberales de toda España sin carrera política a sus espaldas.

Somos un partido que no tiene ningún reparo en aceptar que el Liberalismo político nace en la Inglaterra del siglo XVII, es decir a raíz de la Guerra Civil de Inglaterra, que fue la primera revolución social de la Europa moderna y que acabó con la decapitación del rey Charles I de Inglaterra y la victoria de las fuerzas parlamentarias de Oliver Cromwell, y de la posterior Revolución Gloriosa de 1688.

Cromwell evidentemente no era liberal, pero esta rebelión popular contra la monarquía absoluta, que en España nunca se produjo realmente hasta que tuvo su bautizo y casi su entierro con la Constitución de Cádiz de 1812, permitió el desarrollo de nuevas ideas políticas como las lideradas por el médico y filósofo de Oxford John Locke considerado el padre del liberalismo.

Lo cierto es que estas ideas llegaron justo en el momento oportuno, es decir antes de la primera revolución industrial.

Con la revolución industrial y el libre comercio, empezó realmente el capitalismo.

Con la Revolución Gloriosa de 1688 en Inglaterra, el nuevo Parlamento de Inglaterra y Gales (la unión con Escocia no se produce hasta 1707) redacta una Declaración de derechos que recuerda las obligaciones y los deberes respectivos del Rey y del Parlamento.

1) El Rey no puede crear o eliminar leyes o impuestos sin la aprobación del Parlamento.

2) El Rey no puede cobrar dinero para su uso personal, sin la aprobación del Parlamento.

3) Es ilegal reclutar y mantener un ejército en tiempos de paz, sin aprobación del Parlamento.

4) Las elecciones de los miembros del Parlamento deben ser libres.

5) Las palabras del Parlamento no pueden obstaculizarse o negarse en ningún otro lugar.

6) El Parlamento debe reunirse con frecuencia. El propósito principal de este texto era recuperar y fortalecer ciertas facultades parlamentarias ya desaparecidas o notoriamente mermadas durante el reinado absolutista de los Estuardo (Carlos II y Jacobo II).

Aunque se permitía el ‘derecho de culto’, separando estado de religión hasta cierto punto, en realidad este derecho en ese momento sólo era aplicable a los protestantes anglicanos y no a los católicos u otros protestantes.

Constituye uno de los precedentes inmediatos de las modernas «Declaraciones de Derechos», incluyendo:

· el preámbulo de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos (1776), que bajo el simbólico “all men were created equal” sentó las bases de la democracia más poderosa de la historia de la humanidad, aunque en ese momento no reconocía la abolición de la esclavitud, que tardó todavía casi un siglo en aceptarse.

· la revolucionaria Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano

(1789) y ;

· la internacional Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948)

Nos resulta sinceramente imposible separar el reconocimiento de los derechos humanos del liberalismo. También nos resulta imposible separar el capitalismo y el libre comercio del liberalismo.

Aquí está la principal dificultad a nuestro humilde entender del concepto de ideología política liberal.

A) Si el acento de la ideología se ponen en los ‘derechos’ , es evidente que el rumbo político se mueve hacia la izquierda tradicional.

B) Pero si se pone el énfasis en el capitalismo y el libre comercio, el rumbo se mueve hacia la derecha clásica.

De esta manera, la ideología liberal se ha interpretado según el lugar y el momento histórico . John Maynard Keynes, por ejemplo, el economista de Cambridge que revolución las teorías económicas y que ayudó a Europa y los EEUU a salir de la gran depresión de los años 1930s, era profundamente liberal pero con una tendencia que hoy llamaríamos de social demócrata.

Pero los economistas americanos “monetaristas” de Chicago de los 1980s también se consideraban neoliberales, aunque sus teorías políticas y sociales eran más bien conservadoras.

Friedman, considerado el padre del monetarismo moderno, argumenta que la causa principal de la Gran Crisis fue la restricción (en la cantidad de dinero circulante) que las autoridades monetarias de EEUU habrían impuesto en 1930 siguiendo un periodo relativamente prolongado de políticas monetarias expansionistas.

Pero se puede argumentar que la gran depresión de entonces podría haber sido prevenida si el Banco Federal norteamericano hubiera hecho más -si hubiera expandido la base monetaria más rápidamente y hubiera hecho más para rescatar los bancos en problemas.

Y ahora, aquí estamos (2008-2012), mirando una crisis reminiscente de la de los Años 30.

El problema identitario del Liberalismo político y su ambigüedad es tal que en los EEUU de América, por ejemplo, liberales son en general ‘los de izquierdas’ , es decir los más social demócratas. En cambio, en muchos países de Iberoamérica (por ejemplo, en el Paraguay de ahora) los liberales son conservadores.

En España parece ser que los medios de comunicación han favorecido que , bajo mucha propaganda electoral poco ilustrada y menos rigurosa, se hayan etiquetado de ‘liberales’ grupos conservadores del Partido Popular, por ejemplo los liderados por Esperanza Aguirre.

Si , por poner un ejemplo muy reciente, se defiende a ultranza el libre movimiento del capital (sin restricciones, impuestos o regulación) se define esta política irresponsable como ‘liberal’.

Pero una cosa es el libre comercio de bienes y otra la total libertad de movimientos de capitales, que fácilmente pueden arruinar a un país o hundir una moneda.

Por poner otro ejemplo, se va a aprobar una ley que liberaliza los horarios de comercio de locales grandes y pequeños en toda España, sobretodo en las zona supuestamente más turísticas ; ¿ A quién va a beneficiar especialmente esta política?, ¿A las grandes superficies o a los pequeños comerciantes? Está claro que a las grandes superficies.

En Madrid ciudad casi han desaparecido los pequeños comerciantes, ya que les resulta imposible competir no sólo por las políticas de precios/volumen. También por la esclavitud que supone mantener con recursos humanos familiares una actividad y unos horarios totalmente libres. Por eso en Barcelona, los “botiguers” – tradicionalmente votantes de CiU o la derecha, no quieren de ninguna manera esta liberalización absoluta.

En resumen, el Liberalismo que nosotros creemos necesita España y Europa en estos momentos no es el Neo Liberalismo conservador, aliado de las grandes multinacionales y especuladores financieros, sino más bien es el Liberalismo Social, que en sintonía con los principios del capitalismo productivo no esclaviza ni arruina, ni especula como si fuéramos gobernados por un gran Casino o una mafia sin alma humana.

Como dicho en el enunciado: Entendemos que ser liberal en el siglo XXI significa fundamentalmente creer en la Libertad, como parte esencial del alma humana, pero también en la Justicia, y reconocer, además, que sin Justicia no hay Libertad, y que sin Libertad tampoco hay Justicia.

Estos dos pilares de nuestra ideología , la Libertad y la Justicia, nos definen como Liberales y Social Demócratas. En este sentido, el PLSD cree que el futuro de la Social Democracia – ideología fundamental para explicar el llamado Estado del Bienestar pero también la estabilidad social dentro de la Unión Europea – es precisamente el Liberalismo. Y que el futuro del Liberalismo va de la mano de la Social Democracia.

Por eso decimos en nuestro Manifiesto Fundacional (Sevilla, diciembre del 2011) que “Para repartir primero hay que generar”.

Un gobierno, como muchos del PSOE en la España reciente, que se han preocupado mucho más de repartir que de generar, finalmente conducen el país a la ruina.

Pero un gobierno, como el del PP, que sólo se preocupa de generar dinero para las multinacionales o las grandes riquezas, y que recorta en educación, sanidad y , como parece, poder adquisitivo de las clases medias y trabajadoras , o en prestaciones para niños o ancianos, también conduce el país a la ruina.

En el Manifesto de Oxford del 1947, tras la Segunda Guerra Mundial y cuando las cenizas de la contienda todavía hacían humo en una Europa destrozada y agotada, decía claramente:

1. The welfare of the community must prevail and must be safeguarded from the abuse of power by sectional interests.

2. The rights, duties and interests of labour and capital are complementary; organised consultation and collaboration between employers and employed is vital to the well-being of industry.

3. The State is only the instrument of the community; it should assume no power which conflicts with the fundamental rights of the citizens and with the conditions essential for a responsible and creative life.

En el PLSD creemos que con la crisis económica y financiera iniciada en los EEUU de América en 2008 se han reforzado los intereses y los poderes de los más ricos y poderosos, (banca y sector financiero, grandes corporaciones multinacionales) dejando más vulnerables y empobrecidas a las clases medias y trabajadoras, que además son las que más impuestos pagan proporcionalmente .

Esta situación se ha visto fuertemente agravada en Europa por la poca competividad industrial, en un mundo globalizado, donde la producción industrial se ha desplazado radicalmente hacia países emergentes como son China y la India , y no por motivos técnicos, si no porque la mano de obra es muchísimo más barata en esos países que no contemplan mecanismos de justicia social como los conseguidos en la UE.

La situación se puede mejorar notablemente con las políticas Liberales y Social Demócratas que defendemos. Como indica su origen Griego, la palabra “crisis” quiere decir esencialmente

“transformación”, de manera que a pesar de la situación actual tan preocupante que vivimos hoy en España y otros países “ Periféricos” de la UE, así como la que ya empieza a notarse en los pilares y locomotora económica de la UE Francia y Alemania, en el Partido Liberal Social Demócrata de España opinamos que esta crisis puede también representar una “OPORTUNIDAD”

El actual Gobierno Español, con indicaciones del Ejecutivo en Bruselas, Se limita a dar recetas para “apagar” fuegos improvisando soluciones al corto plazo, las consecuencias, conocidas por todos, son las mismas respuestas de los mercados y un detrimento progresivo de la situación económica.

El PLSD quiere hacer un análisis profundo de las causas y sugerir ideas que puedan ayudarnos a “TRANSFORMAR” las razones y las consecuencias de la “ Crisis” actual.

Así, gestionada convenientemente, con talento e inteligencia, esta crisis más que una amenaza, puede convertirse en una oportunidad para :

  • Renovar el tejido productivo de España.
  • Consolidar (si se llevan bien las cosas) la UE y su moneda única, Introducir más vigor y Competividad en nuestro sistema Educativo escolar-universitaria Introducir más vigor y Competividad en la formación profesional.
  • Introducir más vigor y Competividad políticas de Investigación y Desarrollo, industria, agricultura/pesca/ganadería, políticas energéticas, estructuras bancarias y modelo de estado.
  • La crisis económica en España nos ha llevado a una situación social gravísima: uno de cuatro ciudadanos están en el paro , y toda una generación de jóvenes bien preparados y con ganas de trabajar no encuentran trabajo y se tienen que quedar (o regresar) en casa de sus padres o abuelos para sobrevivir, otra alternativa también es salir del país.

Existen sin duda motivos macroeconómicos y motivos microeconómicos.

Macroeconomía: Tras los acuerdos de Bretton Woods de 1944, cuando todavía no había acabado la Segunda Guerra Mundial pero ya se sabía quienes la habían ganado, una reunión ‘privada’ esencialmente entre los Británicos (incluyendo a nuestro querido colega economista liberal John Maynard Keynes) y los norteamericanos, no se había conseguido un mayor logro en política monetaria que la creación del Euro en 1998-2001.

Pero en el PLSD pensamos que la creación del euro y la Unión monetaria son procesos que aún no se han COMPLETADO.

Se trata de un proceso “Macroeconómico“, entendemos que el sector financiero, que enfermó de forma aparentemente aguda en los USA en 2008 (con la caída de Lehmann Brothers y el escándalo de las Subprimes) se ha visto notablemente perjudicado en la UE por un Euro claramente no dibujado para momentos de crisis, con serias limitaciones para superar de forma conjunta y harmónica la excesiva deuda pública (sobretodo en Grecia y Italia) y privada (sobretodo en España), además de falta de regulación y de mecanismos de control en el sector bancario en casi todos los países de la UE.

Hemos pasado fulminantemente de una fase de ‘dinero fácil’, vivir del crédito y no del ahorro, y en España además de ‘especulación con el tocho’, a “No hay Dinero”, sin más. Tras los primeros intentos de Pierre Werner de crear una unión monetaria en la Europa de la CEE (1970), se pasó por un proceso de “stop and go” , a través de una confusa fase de “serpiente monetaria” para controlar los valores de conversión de una moneda a otra, a una iniciativa franco-alemana (1978) de Sistema Monetario Europeo basada en los ECU , estableciendo un margen de oscilación en los cambios de +/- 2,25% respeto a la ‘paridad central’, que favoreció lógicamente a la moneda más fuerte, es decir al marco alemán de la Bundesbank.

Ya en 1989 la Comisión de Delors, compuesta por doce gobernadores de Bancos Centrales de Europa y tres expertos externos, sirvió para presentar un ambicioso plan de unión monetaria en la Cumbre de Maastricht, en la que se aprobó el IME (Instituto Monetario Europeo, nacido oficialmente el uno de enero de 1994) con el fin de crear precisamente el Euro. Se fijaron, tras 1998, los principales órganos directivos del BCE (Consejo Directivo, Comisión Ejecutiva y Consejo General) y el Euro entró en vigor, entre 2000 y 2001, en doce países comunitarios.

Curiosamente, en el Capital Inicial del BCE entraron países, como el Reino Unido (por ejemplo, con un 14,51% de capital suscrito pero no desembolsado) que no pertenecen a la zona Euro. Esta y otras anomalías o peculiaridades , han llevado a una configuración todavía imperfecta del Euro.

La realidad hoy día, es que el BCE no actúa realmente como Banco Central, ni dispone de una Reserva Federal como la norteamericana.

Se ha procedido alegremente a una Unión Monetaria, sin los pasos previos de Unión Bancaria (que ahora se presenta como una reforma urgente del sistema), o unión fiscal. Y todo esto en gran parte por las reticencias – comprensibles pero negativas a nuestro entender – a una Europa Federal o Confederada, que han obligado por ahora a una Europa Intergubernamental poco ágil y excesivamente burocratizada e ineficiente.

El PLSD es Federalista tanto a nivel estatal de España (queremos una evolución del sistema autonómico actual hacia un sistema federal simétrico pero solvente y eficiente) como a nivel europeo.

En este sentido, el PLSD propone abiertamente el estudio de la creación de una RESERVA FEDERAL EUROPEA.

Debemos pensar valientemente en el futuro de la UE y aprender de nuestros errores pero también de la experiencia , por ejemplo, de nuestros aliados norteamericanos: sus sistemas monetarios (US $) y fiscal pueden ser un buen modelo, aunque lógicamente adaptado a nuestras necesidades y estructuras mucho más asociadas a la historia nacional de cada pueblo de Europa.

Microeconomía:

En el PLSD nos preguntamos:

¿Sobra gente en España?

O es que simplemente faltan oportunidades, y lo que sobran son otras cosas. Entendemos que las causas de esta crisis, que en España es doble (económica y financiera), son complejas y nos las vamos a abordar en esta ponencia. Pero está claro que las repuestas a las anteriores preguntas deben lógicamente ser las siguientes:

1. No sobra gente. España, con una población de 47 millones de habitantes pero una superficie de las más grandes de la UE, sigue siendo un país relativamente despoblado. El crecimiento demográfico, por el contrario, nos iría bien, incluso para compensar el envejecimiento de la población.

2. Faltan oportunidades, sobretodo falta impulsar adecuadamente la creación y el mantenimiento y viabilidad de las pequeñas y medianas empresas, que son las que generan el 80% de los puestos de trabajo en España, pero también las que tienen que hacer frente a unos costes fijos relativos de los más altos de la UE, a dificultades de tipo financiero, laboral, fiscal que tampoco tienen paralelo en la UE, y en general a una falta de cariño por parte de la sociedad española en general y del Estado en todas sus administraciones y estamentos funcionariales tanto a nivel central, como autonómico como local.

3. Sobran “inhibidores” del crecimiento económico, y faltan “estimuladores”. No es objetivo de esta ponencia detallar específicamente lo que en el PLSD entendemos por inhibidores, aunque está clara la definición: “toda regulación administrativa, exigencia fiscal o financiera, o personal incompetente o corrupto que dificulten el crecimiento económico de una empresa, o que incrementen los costes fijos de tal manera que no resulte viable o rentable”.

4. Faltan “estimuladores” : es decir, toda regulación administrativa, incentivo fiscal o financiero, y personal competente y honrado dispuesto para ayudar a los empresarios, autónomos y emprendedores a generar riqueza y puestos de trabajo (en la industria, agricultura, ganadería, pesca, servicios y otras actividades).

El Partido Liberal Social Demócrata:

1. Considera que España necesita concentrarse en reforzar la efectividad de la transferencia de tecnologías entre instituciones de enseñanza superior y PYME, creando el entorno adecuado y la infraestructura apropiada para la transferencia de innovación y tecnología, lo que resulta crucial para sostener la competitividad, reinventar nuevos negocios, luchar contra el desempleo y acelerar el progreso de las PYME; la Universidad debe dejar de ser un “coto cerrado y endogámico” para abrirse a la sociedad, sin restricciones burocráticas o de tipo político o corporativo.

N.B: Proponemos que la financiación pública de las universidades tenga a nivel individual muy en cuenta su grado de participación en proyectos industriales o comerciales con valor añadido para la sociedad; es decir que generen riqueza y puestos de trabajo.

El Partido Liberal Social Demócrata:

2. Señala que el debate actual sobre investigación y desarrollo (I+D) e innovación parece dirigido más a las grandes empresas y a las empresas de nueva creación con gran potencial, que a las PYMES, lo que está teniendo repercusiones negativas sobre el equilibrio espacial al reforzar las concentraciones existentes de actividad económica en los grandes centros urbanos, y pide al Gobierno de España, a la Comisión Europea y a todos los Estados miembros que presten atención a las dificultades que ello supone para las PYME que actúan fuera de esos ámbitos económicos;

3. Toma nota de que la definición del concepto de innovación en la iniciativa SBA es muy estrecha, ya que se refiere únicamente a la innovación de alta tecnología y, en consecuencia, insta a que considere ampliar la clasificación de la innovación teniendo en cuenta los diversos niveles/tipos de innovación que se están dando en una serie de sectores y actividades de las PYME en toda la UE; empresas, por ejemplo, como Starbucks o ZARA se han hecho multinacionales con productos tradicionales (el café y la ropa de vestir) pero han triunfado por su forma de penetrar los mercados y atraer a los consumidores, y por gestionar eficazmente sus recursos y precios/costes.

4. Israel, por ejemplo, mediante unas políticas agresivas y liberales de I+D ha conseguido que un país de siete millones de habitantes y en guerra constante sea líder del NASDAQ.

5. Pensar primero en pequeña escala: las dificultades evidentes del sistema bancario y financiero en la UE y sobretodo en la zona Euro, obligan a dar prioridades “minimalistas” pero eficaces.

Se acabaron por un tiempo los mega proyectos, financiados o co-financiados por el sector público. Pero no olvidemos que el 80% de los puestos de trabajo en España dependen de pequeñas y medianas empresas. Tampoco olvidemos que nuestro sector primario (agricultura y ganadería), y en menor grado la pesca, dependen sobretodo de pequeños agricultores (o pescadores) sin estructura o formación empresarial moderna, y que se pueden beneficiar de todo apoyo administrativo y organizativo, además de fiscal, para mejorar su rendimiento económico.

De forma parecida los empresarios de PYMES en España no sólo tienen dificultades para conseguir créditos y financiación. A menudo tampoco tienen experiencia o contactos en el extranjero para favorecer la exportación de sus productos. Finalmente, es una mala tradición en España que muchas empresas medianas se acaben a la tercera o cuarta generación.

El Estado o las CCAA deberán desarrollar mecanismos para que esto no ocurra, si precisa monitorizando y protegiendo a estas empresas y sus trabajadores cuando por motivos a veces de dispersión familiar o fragmentación societaria, las empresas acaban cerrando o vendiendo sus marcas y instalaciones al mejor postor extranjero, que las acaba cerrando para evitarse competencia o explotando incorrectamente o simplemente se las llevan fuera de España.

En este sentido el PLSD propone abiertamente la creación de una Banco Europeo para Jóvenes Emprendedores (YOUNG EUROPEAN ENTREPENEURS BANK o YEEB) para financiar proyectos empresariales tipo start-ups en áreas económicas diversas (desde tecnológicas, a energías renovables, alimentación, turismo, servicios sociales) en los que existan necesidades económicas y sociales y podamos competir a base de formación de nuestra juventud, trabajo y entusiasmo.

De la misma forma que tras el Tratado de Roma de 1957 se creó el Banco Europeo de las Inversiones (Bei) para conceder préstamos o garantías a proyectos destinados al desarrollo de zonas o regiones menos favorecidas de Europa (entre otros proyectos, el Canal de la Mancha para la Comunicación entre el Reino Unido y el Continente, que inició su financiación en 1959), entendemos en el PLSD que es PRIORIDAD ABSOLUTA el futuro de nuestras jóvenes generaciones.

Que además serán imprescindibles para el mantenimiento de nuestras instituciones democráticas, nuestra solidaridad entre generaciones (sistemas de pensiones) y entre población sana cotizando y población enferma (sistemas públicos de salud).

Sin jóvenes bien formados y trabajando sencillamente NO HAY FUTURO PARA jóvenes bien formados y trabajando sencillamente NO HAY FUTURO

El PLSD tiene varias Propuestas a Nivel Macroeconómico:

a) Parece evidente que el Euro ha logrado más sus objetivos iniciales de control de la Inflación que los de estabilidad y consolidación financiera a nivel internacional , o los de ayudar a generar un modelo sostenible de crecimiento económico en la zona euro.

b) Proponemos que , para evitar la peligrosísima ‘deflación’, y un modelo económico negativo “a la Japonesa”, se permita una mayor inflación en la zona euro (superior al 2% actual y cercana al 3,5-4% en los países más ricos y con mayor crecimiento económico.

c) A los Españoles o Portugueses, por ejemplo, no nos importa que los Alemanes sean más ricos y cobren mejores sueldos (siempre lo han sido). Pero no queremos ser cada vez más pobres y tener a casi toda nuestra juventud sin trabajo.

También tiene varias Propuestas a Nivel Microeconomico:

a) Ya existen en la UE programas de movilidad transnacional a nivel formativo, pero no existen programas específicos para jóvenes en paro a nivel de su inserción laboral en otros países de la UE ( jóvenes ya formados que están en el paro).

b) Proponemos un nuevo Programa Marco, para la inserción laboral transnacional de jóvenes en paro, diferente al Erasmus (aplicable a formación de nivel Universitario) y al Leonardo da Vinci (http://www.oapee.es/oapee/inicio/pap/leonardo-davinci/proyectos-de-movilidad.html)  que tiene como objetivo el fomento de la movilidad transnacional de personas que están recibiendo formación profesional inicial, o que ya han alcanzado un grado de formación laboral pero quieran formarse mejor o que sean formadores y profesores y que deseen aprender en otros países,.

c) Proponemos un Programa que realmente permita hacer realidad lo firmado en el Tratado de Maastrich, es decir la creación de un Mercado Laboral único para la UE y por supuesto para la zona euro y la Inserción Laboral (contratada) de jóvenes ya formados y cualificados.

d) A este programa le llamaremos “John Locke” para honrar al padre del liberalismo que en su momento, por temas políticos y personales, también tuvo que dejar su Inglaterra natal para buscar trabajo en el continente Europeo.

Actualmente, un joven Español o Portugués en paro tiene que coger una maleta y sus ahorros (pocos cientos de euros) para emigrar a Alemania, Francia o Holanda y quedarse en casa de algún amigo o conocido hasta que de forma aleatoria encuentra un trabajo. Esto es Absurdo !

Quiere decir que, a pesar de la UE y los 25 años de pertenencia a la Comunidad Europea, realmente NO HEMOS EVOLUCIONADO en el tema del mercado laboral. Es mucho más justo y eficiente que exista un Programa de Inserción Laboral a nivel de la UE, y que todo joven de la UE tenga acceso y pueda encontrar trabajo (contratos de seis meses a tres años por ejemplo) a través de una web y una solicitud laboral con CV y si precisa una entrevista personal (o por Skype).

M.H. Bronchud

PHD. MD
Presidente del PLSD